lunes, 7 de octubre de 2013

Esclata-Só, Plaza de Torturas de Ondara 5/10/2012

Hola amigxs, viendo algunas crónicas de conciertos y festivales, me encontré con uno que me hizo pensar en la idea de hacer este blog, por motivos personales que no vienen al caso lo tuve que aparcar unos meses. Al verlo y recordarlo casi exactamente lo que pasó hace un año me dije "lo voy a subir aquí a ver qué pasa" y aquí lo tenéis, con algunas correcciones:

Bueno, la crónica de hoy voy a hacerla en dos partes, la primera nos ocupará en la manera den que llegamos al pueblo que tiene su cosa aparte, y la segunda será la de los conciertos en sí.

PARTE I

Llego a San Gabriel a una hora temprana(18:00, porque queríamos llegar para las primeras de la tarde-noche y no para "quemarnos los dedos"), voy a la tienda de moda del barrio y estuve de charreta durante un buen rato, al final me envían un sms diciendo que al final quedaríamos en la plaza del barrio a las 19:45 y no a las 19:30, me dije "por 15 minutos no me voy a desesperar". Entre una cerveza y mucha charreta, se me hizo la hora, bajo a la plaza y quedo con la gente. Llega un coche con más gente, lo justo para emprender la aventura, pero antes teníamos que parar en una gasolinera y en el supermercado que estaba al lado de la misma, hicimos el minimercado que constaba de cocacola, patatas...y galletas de mantequilla(sin duda las triunfadoras de la noche, jejeje).

Tras la parada técnica-por decirlo así-, emprendimos la aventura, eran las 20:30 y fuimos a la autovía hasta El Campello. En un principio pillaríamos la N-332 hasta Altea y de allí hasta Ondara por la AP-7, al final y para que no se resintiera el bolsillo, la ida fuimos en autovía hasta El Campello y de allí a Ondara por la carretera de València, antes de llegar al desvío de la carretera, llegó la que para mí fue la frase de la noche..."EL PUENTE LEVADIZO SOBRE EL RÍO SECO", jajaja.

Entre risas y cosas, un amigo nos señalaba los puticlubs que estaban en las entradas y salidas de los pueblos, una amiga contaba muchas anécdotas que a día de hoy no me acuerdo, sorry, yo cantaba cada una de las canciones de Love of Lesbian y conforme avanzaba el viaje y viendo las curvas pronunciadas, sobretodo en Altea y Calp, llegamos sobre las 22:30. Para la primera vez que voy a un pueblo de la Marina Alta, Ondara me ha gustado mil, tuvimos que para en un bar porque la gete quería cenar(menos mal que llevaba conmigo: un letrero que ponía "TEMAZO!!!", un bocadillo preparado, además de una botella de 2 litros de vino de Hondón de las Nieves, con lo cual confirmo mi divorcio con los vinos de brick que a saber lo que le ponen al vino para que la gente casi pille el coma etílico), y las primeras fotos, el bar muy bien apañado para lo que es, yo estaba hablando con un lugareño que ya estaba piripi y que nos hizo el favor de hacer la foto del grupo. Volvimos al sitio donde dejamos el coche y a cenar, pero se nos olvidaba los hielos. Se tardó unos 20 minutos en conseguirlos y al menos se salvó la noche, porque con el vino, algo de ron que había también y los refrescos eso de beber caliente no mola, a menos que fuera en invierno. Tras una muy buena previa, a las 23:30 guardamos todo y nos fuimos a la plaza de torturas, que estaba a unos 150-200 metros de donde estábamos.




PARTE II

Llegamos justo a tiempo para ver la primera actuación de la noche, La Habitación Roja. Muy buen directo y mucha complicidad con el público, las canciones que más o menos sabía las cantaba, y ya empezaba el menda mostrando el cartelito, no se si ensayando para los siguientes o porque me gustaba de verdad, jejeje. Con el "Ayer" cerraban la actuación, personalmente me dejaron un buen sabor de boca. Cuando acabó el primer concierto ocurrió el accidente de la noche, iba a buscar los aseos por una de las salidas, me tropiezo y me caigo, toma cargada de pantalón, toma de rodilla, eso es "dejarse la piel" literalmente, jajaja. Me atendieron los de Protección Civil que estaban cerca y como nuevo.




A eso de las 00:30, el concierto de la noche, Love Of Lesbian presentaba su nuevo doble CD "La Noche Eterna-Los Días No Vividos", canciones llenas de amores, desamores, momentos de alegría. Alternaban las canciones del nuevo disco con los clásicos de siempre como "Allí donde solíamos gritar", "Incendios de nieve", "Me amo", "Club de fans de John Boy"...fue la fiesta total. Ya los había visto antes en acústico el pasado diciembre, y si fueron una fiesta esa noche, en Ondara fue el doble o el triple, una lástima que no durara más tiempo el concierto, pero es lo que hay.





Al acabar el concierto fuimos al coche para recargarnos, pero nos apalancamos mucho y nos perdimos una buena parte del concierto de Dover, volvimos y lo poco que vimos, personalmente no me gustó tanto, si bien hicieron un guiño a su época grunge, el resto del concierto me ha demostrado por qué la mayoría de sus fans les dieron la espalda en 2006. Lo bueno de esa noche fue que conocimos muy buena gente allí, sin duda puedo decir que fue lo mejor de la noche. Sobre las 5:30, emprendimos el regreso vía AP-7, contentos de la experiencia de estar en un festival que espero sea más rollo indie el año que viene.
   




No hay comentarios:

Publicar un comentario